Yoga


Tu centro de yoga en la zona norte de Madrid, nos encontraras en la Asociación de Vecinos de Montecarmelo, sita en la Avenida Satuario de Valverde, Nº 50.
Metro: Montecarmelo . Plano zonal Cómo Llegar
Teléfonos y e-mail: 91 750 97 79 - 699 60 94 11.


INICIO DE LAS CLASES:   
Lunes 18 de Septiembre de 2017  
en la "Asociación de Vecinos de Montecarmelo"

Desde el lunes 18 de septiembre de 2017 podrás reencontrarte con el Yoga y contigo mism@ o conocerlo/te, en los siguientes grupos y horarios:
Si estás interesad@ en asistir envía un correo a yogamontecarmelo@yahoo.es o nos llamas (917509779,699609411,606034339) indicando nombre apellidos y grupo/horario al que deseas asistir

¡   VEN A PROBAR UNA CLASE !

GRUPOS y HORARIOS
-Clases Semanales-

Grupos de Yoga adultos 

Puedes apuntarte 1,2 ó 3 días, lunes y/o martes y/o miércoles

Lunes:
Tardes: 19.00h a 20.15h -y- 20.15h a 21.30h 

Martes:
Mañanas: 09:45h a 11:00h
Tardes: 19:30h a 20:45h 

Miércoles:
Tardes:  19.00h a 20.15h -y- 20.15h a 21.30h 

Grupo Yoga Post-Parto, para mamás y bebés

Un espacio para disfrutar y compartir con tu bebé.
Más información en el siguiente enlace:Yoga mamás & bebés
  
Martes:
Mañanas: 11:00h a 12:00h

 

Grupo Yoga para embarazadas :Yoga Prenatal


Martes Tardes: 18:15h a 19:30h

 CLASES QUINCENALES DE MEDITACIÓN

Jueves alternos primero y tercero de cada mes. Es necesario reservar y confirmar previamente la asistencia.

HORARIO: 19:30h A 20:30h

LUGAR: Montecarmelo- Madrid

PRECIO: 20 Euros al mes, y para alumn@s de YogaNaradevaMontecarmelo: 10 Euros al mes

FACILITA: Cristina Paz- Profesora de Yoga y Meditación Naradeva y Meditaciones Activas



INFORMACIÓN y Reservas: Tel 699 60 94 11 – Correo: yogamontecarmelo @yahoo.es


Precios de las clases de Yoga en grupo: 
35 euros al mes un día a la semana, 45 euros al mes dos días a la semana. Pago trimestral.
El primer trimestre comienza el 18 de septiembre y finaliza el 17 de diciembre. Segundo trimestre comienza el 18 de diciembre y finaliza el 31 de marzo de 2018 (no hay clases del 25 de diciembre de 2017 al 7 de enero de 2018). El pago se realiza en clase durante la ultima semana del trimestre anterior y primera semana del trimestre correspondiente al pago.


-Sesiones Particulares-

Yoga Prenatal y Educación Prenatal:
Más información en el siguiente enlace: Sesiones Particulares


   El yoga beneficia a todo ser humano, no importa sea niño persona mayor, hombre o mujer. No importan las creencias personales. Con el yoga estiramos nuestro cuerpo y, cuando más tenso y rígido está uno, es cuando más conviene. Rejuvenece nuestras células al aportarnos más oxigeno. También rejuvenece nuestro cerebro haciendo que su rendimiento sea más alto. Reduce el estrés al mantener los niveles de cortisol a raya. Nos calma y nos serena permitiéndonos descansar. Nos da energía y vitalidad. Y nos acerca a nuestro ser interno, descubriendo quienes somos, qué queremos y dónde están nuestras limitaciones. Además, ¡segregamos endorfinas! que nos dan una gran sensación de bienestar. Pero de poco sirve hablar de los beneficios del yoga, necesitas vivir la experiencia y descubrir por ti mismo qué se siente al practicar yoga.                                           "PRUEBA UNA CLASE GRATIS" 



Yoga prenatal, los médicos normalmente recomiendan a las futuras mamás caminar o realizar algunos ejercicios orientados a su estado. El yoga es una alternativa que está siendo cada día más recomendada para las mujeres embarazadas. Algunas ventajas del yoga durante el embarazo: proporciona y conserva la elasticidad, mejora y mantiene la agilidad muscular, aumenta las posibilidades de un parto natural y una rápida recuperación, relaja la mente y la mantiene tranquila y equilibrada, ayuda y controla la respiración y la circulación, evita la ansiedad, relaja tensiones, fortalece la columna, ayuda a solucionar problemas como la hinchazón de pies y piernas, dolores de espalda, etc., hace con que la mujer se sienta más segura, aprendiendo a aceptar mejor los cambios físicos y emocionales, mejora el humor, ayuda a que la mujer tenga mejor digestión, favorece al sueño, quita el estrés y ameniza el cansancio. Te sientes con más energía, más tranquila y vital.

En educación prenatal, las herramientas principales son: meditaciones, visualizaciones, cantos, cuentos... que te ayudarán a crear un fuerte vinculo con tu hijo, a sentirte más segura, confiar en la sabiduía de tu cuerpo y llegar al momento de parto y crianza, serena y confiada.

El masaje prenatal es una terapia corporal concentrada en las necesidades especiales del cuerpo de la futura madre que actúa en la prevención y el alivio de muchas incomodidades que se producen en el periodo de gestación. También tiene una influencia directa sobre el desarrollo del feto, colaborando a crear ambiente uterino más sano y tranquilo. Entre las principales ventajas del masaje prenatal está las sensaciones de bienestar, el alivio de la tensión y fatiga física y mental.

Grupo Yoga para embarazadas :Yoga Prenatal


Martes:
18:15h a 19:30h
en la "Asociación de Vecinos de Montecarmelo"
Precio: 35 euros al mes un día a la semana, 45 euros dos días. Pago trimestral.
Si durante el trimestre en curso se produce la baja por maternidad, las clases no disfrutadas a partir de esa fecha, se recuperarán posteriormente en el grupo de mamás y bebés o en el grupo de adultos.

Clases particulares: Según disponibilidad. Información en los teléfonos: 91 750 97 79 - 699 60 94 11- 606034339. O en el correo: yogamontecarmelo@yahoo.es

Yoga Mamás y Bebés 0 a 9 Meses

El bebe ha llegado, es un momento de gran felicidad y muchos cambios en un nuevo ritmo de vida en la pareja.
Las sesiones de yoga con tu bebé te aportaran sencillas técnicas de movimiento, meditación , concentración, y relajación para compartir con tu bebé. Posturas básicas de yoga que integran al bebé en los ejercicios. Te ayudarán a descansar, a confiar más en ti , descubrir la de cosas que puedes hacer con tu bebé entre tus brazos.
El bebé en la sesión tiene su espacio de ejercicio suave y masaje realizado por ti.
El grupo es muy enriquecedor.

Precio: 35 euros un día. 
 
Pago mensual
Lugar:  Montecarmelo
Puedes asistir 


Grupo de madres con niños desde los 0 meses hasta los 9 meses  

Martes: de 11:00h a 12:00h 


INFORMACIÓN y Resevas: Tel 699 60 94 11 – Correo: yogamontecarmelo @yahoo.es
Imprescindible confirmar/reservar asistencia previamente

Si durante el mes en curso se produce la baja por incorporación al trabajo, las clases no disfrutadas a partir de esa fecha, se recuperarán en el grupo de adultos.

Yoga en Familia

   El Yoga en Familia 
Clase mensual:
Un encuentro cada dos meses, para niños de 3 a 9 años acompañados de uno o dos adultos, sábado de 12:15h a 13:15h

   El Yoga en Familia es una actividad lúdica que integra el aprendizaje, a través de la experiencia, de las técnicas milenarias que ofrece el yoga.
   Compartir una sesión de yoga con niños y disfrutar de ella requiere que sepamos y aceptemos que todos aprendemos por imitación, que los niños mantienen la capacidad de captar e integrar experiencias e información aun estando en movimiento y que la idea de que la relajación implica inmovilidad es algo aprendido y no necesariamente real. Todos aprendemos por imitación.
   Boris Cyrulnik, nos cuenta en su libro “De cuerpo y alma” un experimento realizado con chimpancés: midiendo las respuestas cerebrales de un grupo de chimpancés al realizar determinados movimientos se dieron cuenta que estas eran las mismas en otro grupo de chimpancés que estaba simplemente observando. Esto nos corrobora el aprendizaje por imitación. Los adultos somos los responsables de escoger los ambientes en los que se desarrollan los más pequeños, por qué el ambiente está influyendo en que se concreten unas conexiones neuronales y no otras, el entorno está determinando lo que el niño aprende.    
   Decidir si pasamos nuestro tiempo libre en un centro comercial o paseando en un entorno natural, en medio de un grupo de gente crispada o dentro de un entorno relajado, es importante, tendrá efectos distintos en el niño ¡y en el adulto! .
   Los niños mantienen la capacidad de captar e integrar experiencias e información aun estando en movimiento. Los años de “educación” que hemos recibido nos han creado ciertos hábitos que ahora entendemos como algo inherente al ser humano. Hemos olvidado que éramos distintos antes de integrar todas las experiencias que hemos vivido. Observar a los más pequeños nos ayuda a recordar lo que fuimos, reconociendo ciertas aptitudes realmente valiosas: capacidad de disfrutar, espontaneidad, libertad en la expresión y la creación,... .
Todo ello hace que el niño sea absolutamente capaz de realizar un aprendizaje estando en pleno movimiento. Es más, necesita involucrar todo su cuerpo en el aprendizaje para que este sea efectivo y real. El niño no se percibe como un conjunto de piezas: cabeza, manos, pensamientos,... sino que tiene una percepción global de si mismo y por tanto no comprende que para escuchar sea necesario mantenerse quieto.
Por ejemplo: el niño no está convencido de que escucha solo con las orejas... por qué percibe la vibración a través de su piel y la siente distinta según lo cerca o lejos que esté, dependiendo de su postura... No es de extrañar que frente a una voz, intente obtener el máximo de experiencias que esta junto con su cuerpo le ofrece.La idea de que la relajación implica inmovilidad es algo aprendido y no necesariamente real. En el cuerpo todo es movimiento: el latir del corazón, la respiración, movimientos intestinales, los fluidos que nos recorren, ... . Lo mismo ocurre en el área del pensamiento, una idea sucede a otra continuamente.
Si forzamos al cuerpo a mantenerse en inmovilidad en contra de sus necesidades es muy probable que experimentemos infinidad de sensaciones muy distantes a la relajación. Es cierto que la inmovilidad física (músculo-esquelética) nos ayuda a serenar la mente manteniéndonos atentos a su actividad, pero es necesario recordar que esta inmovilidad se aprende con años de práctica y que, una vez integrada, es muy probable que ya no sea necesaria para mantener la serenidad para la que fue desarrollada.
Es muy distinto un niño ansioso que un niño en movimiento. Por tanto, el hecho de que un niño esté inmóvil no es sinónimo de que esté relajado y a la inversa. Lo que sí suele ocurrir es que frente a un niño en movimiento el adulto se pone nervioso... pero ese es un tema que incumbe al adulto no al niño.
Relajarse en el movimiento es una de las maravillosas cosas que los niños pueden ayudarnos a recordar.

Clases/Encuentros para niños de 5 a 10 años acompañados de uno o dos adultos,

Información próximo encuentro Yoga niños niñas y familia
Si estás interesad@ en esta actividad, contacta con nosotros
Información y reservas: 917509779. 699609411, 606034339 yogamontecarmelo@yahoo.es
 Imprescible reserva previa

Tablas de Asanas recomendadas

      -Durante el embarazo-

Asanas: Cuello


Beneficios: Alivia la tensión en el cuello y los hombros. Es relajante.

Plazos: En cualquier momento.

Descripción: Comience de pie o sentada. Inhale. Cuando exhalas, llevas la barbilla al pecho. Inhala y lleva la cabeza hacia atrás hasta el centro. Exhala, y lleva tu oreja derecha hacia el hombro derecho. Manten esta posición aproximadamente 15 segundos, respirando durante este tiempo. Inhala y levanta lentamente la cabeza hacia atrás al centro. Exhala lentamente y repite el movimiento con la oreja izquierda y el hombro izquierdo.
Repeticiones: Tres veces a cada lado.

Asanas: Hombros

Beneficios: Abre el pecho y la parte superior de la espalda, alivia la tensión en los hombros y parte superior de la espalda. Es relajante.
Plazos: En cualquier momento.
Descripción: Comience de pie o sentada. Pon la punta de los dedos de cada mano sobre el hombro respectivo, con el pulgar hacia atrás. Cuando inhales, lleva los codos hacia delante y levántalos hacia el techo. Exhala y trae de vuelta los codos detrás de ti y hacia abajo. Cuando vienen los codos hacia adelante, siente la apertura de su espalda. Cuando los codos vuelven, siente la apertura de tu pecho. Haz tres círculos hacia atrás. Repita tres veces en un movimiento hacia adelante
Repeticiones: Tres círculos en cada dirección.

Asanas: El gato y la vaca

Beneficios: Se estiran y fortalecen los músculos abdominales. Ideal para aliviar dolores en la parte inferior de la espalda. Relajante y energizante.
Tiempo de ejecución: Por la mañana, tarde o temprano en la noche.
Descripción: Posiciónese en el suelo en cuatro puntos. Esta es una excelente posición debido a que el bebé ya no está descansando contra los nervios de tu espalda. Lleva las manos hacia adelante, de manera que las palmas toquen el suelo, y levante sus glúteos y la espalda de manera que formen una mesa, con las manos debajo de tu hombro y las rodillas debajo de las caderas. Inhala. Exhala y lleva el coxis hacia atrás ligeramente, trayendo energía a su columna vertebral. Tu espalda debe estar muy ligeramente curvada. Deje que tu cabeza cuelgue hacia abajo, mirando a sus rodillas. Inhala, y traiga el coxis ligeramente hacia adelante mientras estiras tu columna vertebral y levantas la cabeza hacia el techo. Exhala y repita.
Repeticiones: Tres veces.

Asana: La posición del niño

Beneficios: Expande el pecho y abre la parte inferior de la espalda. Es relajante.
Plazos: En cualquier momento. Descripción: Posiciónese en el suelo en cuatro puntos, abra las rodillas, manten los dedos de tus pies juntos, separe los talones. Lleva las nalgas a tus talones. Baja sobre sus antebrazos. Lleva la frente al suelo. A medida que su vientre crece, puede poner una almohada debajo de su frente. Respire y relájese. Permanece en esta posición todo el tiempo que te sea cómodo, concentrándote en la respiración lenta y rítmica. Lleva tus manos hasta el pecho e inhala en posición sentada.
Repeticiones: Una vez.


      -Yoga Exprés:
Házlo en casa o en el trabajo-

En cualquier momento y en cualquier lugar, hacer una sencilla asana de Yoga puede aliviar tu cuerpo y tu mente, unos minutos para relajarnos, recuperar la energía, mejorar la circulación e incluso favorecer la digestión.EstimulanteEsta dosis de Yoga, de efecto estimulante, también supone un calentamiento general del cuerpo, por lo que es ideal para comenzar tu sesión de yoga o para empezar el día.

Asana: Saludo al sol

Para qué. Secuencia básica de posturas enlazadas del Yoga para lograr un calentamiento global del cuerpo.
Dónde lo puedo hacer. En un silla, en la oficina o en casa.
Cuándo. Antes de comenzar la jornada de trabajo; en una pausa a media mañana o a media tarde.Tiempo. Unos 6 minutos.
Cómo se hace. Siéntate al borde de la silla, sin apoyar los muslos. Reparte bien el peso de tu cuerpo en ambos pies, en línea con las caderas. Inspira profundamente, expira y junta las palmas de las manos en el centro del pecho. Inspira y eleva poco a poco las manos por encima de la cabeza estirando ambos costados. Espira e inclínate hacia delante a partir de las caderas, con la espalda recta, hasta que la parte superior de tu cuerpo descanse sobre el regazo. Deja que los brazos se relajen hacia el suelo con las manos por fuera de las piernas, juntos a los pies. Si puedes, intenta tocar con la palma de la mano derecha el suelo y eleva el brazo izquierdo hasta el techo; sigue con tu mirada el brazo izquierdo. Vuelve a bajar el brazo. Inspira y estira ambos brazos al frente mientras subes tu espalda redonda hasta arriba. Espira y baja de nuevo las manos frente al pecho. Repite la misma secuencia y al bajar gira el brazo izquierdo hacia el techo. Puedes realizar este ciclo un par de veces.

Asana: Energizante. Posición del guerrero
Para qué. Mejora la concentración y aporta energía física y mental. Refuerza la espalda y las piernas, tonifica los brazos y tobillos, aumenta su flexibilidad y equilibrio. Además, endurecerás muslos y glúteos.
Dónde. Mejor en un lugar donde no te vea nadie.
Cuándo. Antes de una reunión importante.
Tiempo. 10 minutos.
Cómo se hace. De pie con las piernas bien separadas, busca una línea imaginaria en la que coincidan los talones, gira el pie derecho hacia un lado y deja el otro de frente. Flexiona la rodilla 90 gados hasta que coincida con el tobillo. Mantén el torso recto, aprieta los abdominales, levanta los brazos a la altura de los hombros y mira hacia la punta de los dedos de la mano derecha. Respira con normalidad. A continuación repite la misma secuencia al otro lado.

Asana: Digestiva y depurativa. Rodilla al pecho

Para qué. Mejora la digestión y ayuda a librar al sistema de residuos mediante una eliminación adecuada.
Dónde. En una silla.
Cuándo. Antes y después de una comida de trabajo.
Tiempo. 10 minutos.
Cómo se hace. Lenta y suavemente levanta la pierna derecha flexionando la rodilla. Sujeta la espinilla con las manos y presiónala contra el torso. Así masajeas los órganos internos del lado derecho: vesícula bilial, hígado y ovario derecho. Hacer lo mismo con la pierna izquierda para estimular el páncreas, bazo y ovario izquierdo. Recuerda siempre apretar primero el lado derecho y luego el izquierdo. Siguiendo este orden mejorarás tu digestión y la eliminación de toxinas.

Asana: Circulatoria. Elevaciones de talón
Para qué. Mejora la circulación de las piernas y de los pies, tonifica las pantorrillas y flexibiliza los tobillos.
Dónde. En cualquier lugar donde te puedas descalzar.Cuándo. Intenta realizar este ejercicio si usas habitualmente zapatos de tacón.
Tiempo. 5 minutos.
Cómo se hace. Con los pies en el suelo, levanta ambos talones y haz fuerza con los dedos de los pies. Mantén la presión unos segundos y luego reposa los talones en el suelo. Repite este movimiento varias veces. A continuación, elevando todo el pie, estira intensamente los dedos y relájalos; realiza estos movimientos de forma rítmica. Finalmente, gira los dos tobillos 4 ó 5 veces a un lado y luego al otro.


;;